OEC 2018: Nicolás Batlle: la pasión y el rol del productor

20 julio, 2018
nicofq

OBERÁ. Nicolás Batlle es el productor de películas argentinas de reconocimiento mundial como “Wakolda” (que fue pre-seleccionada para el Oscar); “El Patrón, radiografía de un crimen”, y del proyecto “Mundo Alas” que lo tuvo al frente al música León Gieco junto con artistas con discapacidad.

Egresado de la carrera de realización de la Escuela Nacional de Experimentación Cinematográfica (Enerc), Batlle se especializó en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV) en Cuba. En la 15° Edición del Oberá en Cortos, el productor volvió a participar como lo hizo en otras ediciones. “Me siento como en casa, vengo desde el principio y tengo mucho cariño por este Festival”, dijo Batlle.

En esta ocasión estuvo acompañando a su esposa, Fernanda Ribeiz, que presentó la película “Natacha”, y a brindar una charla sobre “Co-Producción” que se efectuó en el SUM del Hotel Casino de Oberá.

En su oratoria, Batlle explicó los pasos necesarios para conseguir financiación para una película en el extranjero, y cuáles son las trabas que se le presentan a los productores a la hora de lograr fondos para llevar adelante una producción cinematográfica.

Distribución y exhibición, algunos de los obstáculos
Para entender un poco más de qué se trata su tarea, Nicolás Batlle, autor del libro “Producción de largometraje” (2016) se refirió a su pasión en la vida.

-¿Qué tareas abarca el trabajo de un productor?
-Desde el desarrollo del guión y del proyecto pasando por la producción en sí (preproducción, rodaje y post producción) hasta la comercialización de la película.-¿Cuáles son los mayores obstáculos con los que choca un productor?
-La falta de financiación y el costo exhorbitante del crédito en la Argentina. También tenemos muchos problemas en la distribución y exhibición de nuestras películas. Pero soy optimista con respecto al futuro.

-¿Cómo se lleva adelante un proyecto cinematográfico en este contexto económico en la Argentina?
-Las altas tasas de interés que existen en nuestro país atentan contra la actividad productiva e industrial. Y nuestro sector es un sector industrial.

-¿De qué modo concreto afectan a los productores cinematográficos los conflictos en el Incaa?
-Afectan porque es un organismo muy importante y necesario para el cine argentino. Es uno de los motores de nuestra industria. Se transformó en un organismo algo lento y burocrático por demás.

-¿En qué medida el cine argentino depende de la financiación internacional?
-Para ciertas películas (especialmente las autorales bienvenidas por el paladar europeo) es fundamental.

-Como productor de cine ¿cuáles son las cosas que más te preocupan y cuáles las que te hacen más feliz?
-Los productores siempre decimos que la felicidad no existe, sólo existe el alivio momentáneo.