Mujeres creadoras de imágenes: Si nosotras miramos, el mundo se transforma

24 agosto, 2017
nicofq

OBERÁ. En el marco de la 14ta Edición del Festival Internacional de Oberá en Cortos, se realizó la Mesa Abierta sobre Cine y Género, con la presencia de mujeres e identidades femeninas de varias provincias del NEA argentino

Entre ellas estuvo Nora Araujo, rosarina, integrante del grupo “Mujeres Audiovisuales”. “Es muy importante estar acá para el grupo del que formo parte, somos mujeres que hacemos cine y estamos en los medios audiovisuales, y que está dando que hablar en las diferentes ciudades y provincias de la Argentina. Empezamos a juntarnos a partir de una red social y la idea es seguir sumando”, dijo.

En mayo las rosarinas lograron encontrarse entre todas. “Unas 70 cuerpas charlando cara a cara. Y así supimos que Misiones también estaban confluyendo. Analizamos la metodología a seguir en tres reuniones previas en la ciudad de Buenos Aires, Mendoza y Misiones.”

El objetivo de la Mesa Abierta en la ciudad misionera de Oberá fue conocerse. “Igual que en Rosario. Exigirnos, reclamar la palabra y entrenarnos a nosotras mismas en ocupar los espacios públicos, tomar la cámara y que la gente entienda que si nosotras miramos, el mundo se transforma. Nos dio muy buen resultado lo que hicimos y vamos a seguir expandiendo los temas”, acotó la feminista.

Feministas y federales

Araujo remarcó que de los resultados de los encuentros se pueden extraer dos palabras principales: “Somos feministas y federales, con esa consigna fuimos a la reunión de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales de la Ciudad de Buenos Aires. Pedimos a ese colectivo que está en formación que consideren nuestras posturas sintetizadas en el feminismo y la federalización. Proponemos cupo, representación, vínculos. Todo el dinero que el Estado otorga para el estimulo deberá tenernos en cuenta, en el cine la mitad de los espectadores son mujeres; pero las encargadas de realizar las obras son muy pocas. Las películas son encantadoras, pero no que los realizadores sean elegidos en una mesa cerrada.”

Destacó que en el tema de la Educación Sexual Integral (ESI), también están proponiendo que sean ellas las que brinden el contenido en las escuelas. “El espacio es importantísimo, ahora solo basta ocuparlo. La idea es especializarse en los lugares que las chicas faltan, terminar con las excusas. Formarnos las mujeres para mujeres, sin excluir, solamente darnos nuestros espacios; nadie asegura nada, pero la idea es intentar tomar ciertos temas, aún cuando eso no garantiza tener la mirada adecuada; pero seguramente la apreciación cultural es diferente a apropiación, y sabemos que hay varones que no tendrán problema en darnos el lugar que nos corresponde”, sostuvo la realizadora.

“A partir del lenguaje audiovisual podemos cambiar el mundo”

En la Mesa Abierta sobre Cine y Género, una de las participantes por Misiones fue la periodista Ana Victoria “Anaví” Espinoza, que desde hace cuatro años realiza informes y documentales como “Las formas de nacer”, sobre el parto respetado y la violencia obstétrica. “Ese trabajo nos demostró que a partir del lenguaje audiovisual se generan grandes cambios. La imagen es muy poderosa, y estoy convencida que desde ahí se provocan nuevos modos de ser.”

La joven está trabajando un micro sobre mujeres y la ciencia y también de su rol en la participación política, en el proceso de edición. Además se ocupa de la producción general de la serie web misionera “Urú y otros relatos de la tierra roja”, que se filma en Posadas y Oberá.

“Me parece que hay dos puntos claves dentro del Movimiento de Cineastas. Es muy importante juntarnos porque es imprescindible que empecemos a organizarnos, ya que las mujeres cumplimos un rol muy fuerte en lo que respecta a cine y a los medios audiovisuales. En ese sentido tenemos referentes a nivel nacional e internacional, tendríamos que capacitarnos e ir impulsando porque faltan mujeres en diferentes espacios. Empezar a formarnos para que algún día tengamos una producción de mujeres.”

El sistema patriarcal atraviesa todos los aspectos

Anaví Espinoza brindó datos al respecto: “La historia y las estadísticas lo demuestran. En el detrás de cámara del cine, las mujeres ocupamos solamente un 10%, en la dirección sobre todo, estoy hablando solo de la industria cinematográfica; pero también este ejemplo se expande al sector independiente o comunitario donde se constata la misma realidad. En cambio aumenta el número si se toma a las mujeres en otros rubros como vestuario o maquillaje. El movimiento feminista pone el foco desde hace mucho tiempo sobre el tema ,porque el sistema patriarcal atraviesa todos los aspectos de la vida, hay que tomar los espacio para que las mujeres nos expresemos”, remarcó.

“Seguimos estando invisibilizadas”

Por la provincia del Chaco participó el Colectivo “Xinéticas”, integrado por mujeres y entidades femeninas de Chaco y Corrientes que se dedican al audiovisual, entre ellas Alejandra Muñoz, María Elena Romero, Nuria Benítez, Celeste Massin, Virginia Romero, Karina Montiel, Valeria De Pedro y Sofía Victoria Díaz.

Precisamente, ésta representante, la única chica transexual en la Mesa sobre Cine y Género, demostró, una vez más que al ser la única entre tantas, “seguimos siendo invisibles”, según sus propias palabras.

“Por supuesto que no me da orgullo, todo lo contrario, me hace ruido porque quiere decir que algo malo está pasando al tratar de construir redes, de hablar de lo que nos pasa y unirnos tendría que ser nuestra causa principal. Afuera nos violan, nos matan e insultan, hace unos días apareció una nena de 13 años muerta en manos de un policía, no me quedan dudas que el eje del mal es heterosexual”, ironizó Sofía Díaz.

Advirtió que en la historia del arte, la mujer está invisibilizada, “imagínense en que lugar están las personas transexuales”, indicó.

Relató que en Resistencia abundan las niñas menores de 15 años que se prostituyen, mientras el poder político mira para otro lado. Sofía Díaz estudia Licenciatura en Artes Combinadas en la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), y en su carrera es la única trans.

“Me encantaría ver otras chicas transexuales que estudien y se reciban para trabajar en varios ámbitos, que dejen de tener como opción que nuestro único lugar es la esquina de una calle. En diferentes obras de teatro, los productores buscan que un hombre haga el papel de transexual, y un hombre no puede saber las realidades que atraviesa alguien con nuestras condición. No puede saber nada acerca de nosotras, y si nadie nos pregunta, si no vienen hacia nosotras lo que nos queda es irnos”, lamentó.

Agregó que “la batalla del feminismo ya está dada, y creo que por eso cada vez aparecen más mujeres muertas; pero hay que seguir caminando. Y a cada femicidio y travesticidio, tenemos que sumar más organización y más lucha”, enfatizó Sofía Díaz.

Fotos: Gentileza Festival Oberá en Cortos 2017