Juan Pablo Zaramella, director de cine animado: Celebro que crezcan festivales por fuera de Buenos Aires

17 julio, 2016
oberaencortos

Zaramella (1)OBERÁ. En su primera visita al Encuentro Internacional de Realizadores Oberá en Cortos, el director premiado en el Festival francés Annecy, Juan Pablo Zaramella dictó una masterclass sobre el panorama nacional de la animación y las particularidades de la técnica stop motion (animación cuadro por cuadro).

Nacido en Buenos Aires, se recibió en el Instituto de Cine de Avellaneda, aunque sus primeros pasos fueron como dibujante en el sector del humor gráfico, a lo largo de los años se especializó en la técnica de animación en stop motion (animación cuadro por cuadro) y hoy es el referente más importante de la Argentina.

Uno de sus trabajos más ambiciosos, Luminaris fue preseleccionado en 2011 para los premios Oscars. y cuenta con más de 200 premios internacionales, incluyendo dos del Festival Internacional  de Cine de Animación Annecy. Este festival francés también realizó una muestra retrospectiva de su trabajo ese mismo año. Sus cortos “El Guante” y “Viaje a Marte” obtuvieron por dos años consecutivos los premios al Mejor Corto del Año, que otorga el Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), y el Cóndor de Plata al mejor cortometraje 2004 y 2005.

“Hacemos un tipo de cine distinto al que trabaja con actores”

Invitado para el 13er Encuentro Internacional de Realizadores Oberá en Cortos, desarrolló una charla sobre la animación en Argentina donde consideró que esta técnica está transitando un camino exponencial en todo el país, aunque reconoció que aún faltan crear y formalizar vías de financiamiento específicas para la producción.

“Este es un tipo de cine distinto al que se hace con actores, por ejemplo. Tenemos necesidades, equipos técnicos y presupuestos muy diferentes”. En el marco de esta visita, también se realizó una proyección especial  de sus cortometrajes en el Espacio Incaa del Cine Teatro Oberá.

En la charla, el cineasta realizó un recorrido por el panorama actual de la producción cinematográfica y desarrolló su punto de vista, y enfoque a la hora de trabajar con esta técnica de animación cuadro a cuadro, donde su principal materia prima es la plastilina. “Mi primer acercamiento a la narrativa fue como dibujante, y ahí no tenés límites para crear, todo lo que se te ocurre lo hacés posible, es un proceso surreal o fantástico porque podés alejarte de la realidad. A partir de eso, la animación era el lenguaje más indicado para trabajar”, explicó.

Cine regional y los festivales

Zaramella destacó  la importancia de los Festivales regionales como espacios de encuentro “de un cine heterogéneo. Para mí es buenísimo ver que en Oberá confluimos personas de todo el país y de otros países, con maneras de hacer cine muy diferentes y que al mismo tiempo se impulsan entre todos” resaltó.

También destacó la importancia que están adquiriendo festivales de distintas provincias. “En un país como Argentina, donde todo está tan centralizado, es muy bueno que muchos festivales tengan autonomía. Es genial el crecimiento de los festivales por fuera de Buenos Aires”, y destacó el caso del Festival cordobés ANIMA que cuenta con reconocimiento internacional en este tipo específico de producción audiovisual.

“Hace algunos años fui jurado de los concursos federales del Incaa, y eso me permitió conocer muchas producciones de otras provincias. De lo poco que pude ver de Oberá en Cortos porque llegué más tarde, me gustó mucho la película cordobesa “Primero Enero”, pero veo que hay mucha producción cinematográfica”, explicó el director, destacando que le resulta muy interesante la constante generación de proyectos talentosos en todo el país.